How to receive a total mortgage financing? Keys and tips to achieve it

¿Quieres comprar una casa o piso pero no te llegan con tus ahorros? Entonces necesitas saber cómo recibir una financiación total de una hipoteca.

 

Lo primero que debes tener en cuenta es que no es muy común que un banco preste el total de una hipoteca a un cliente.

Esto se debe a la Normativa Legal 2/1981 que prohíbe a las entidades bancarias financiar hipotecas por más de un valor del 80 por ciento.

¿Cómo recibir una financiación total de una hipoteca?

Lo normal es que las entidades bancarias adelanten cierta cantidad a los propietarios que quieren adquirir una vivienda.

Por lo general, esta cantidad suele ser como máximo de hasta el 80 por ciento del valor total de la vivienda. El 20 por ciento restante lo tiene que poner el propietario.

En otras palabras, los bancos suelen financiar como máximo hasta el 80 por ciento del valor de una propiedad sea esta una casa o piso.

O lo que es lo mismo, una hipoteca parcial de hasta el 80 por ciento.

El problema es que muchos propietarios no tienen los suficientes ahorros para cubrir el resto del dinero que les queda por pagar.

Afortunadamente, existen fórmulas para conseguir que un banco o entidad nos preste el total del dinero que vale nuestra futura vivienda.

La primera es acudir a un banco que conceda el 100 por ciento de una hipoteca. Teniendo en cuenta que la mayoría solo financian como máximo el 80 por ciento, debemos acudir a aquellos que prestan el total.

¿Que bancos conceden hipotecas al 100 por ciento?

Actualmente, existen 3 entidades que permiten financiar una propiedad de forma total. Estos bancos son los siguientes:
Liberbank.
Bankinter.
Deutsche Bank.

Son solo 3 entidades y es posible que alguna de ellas nos financie una hipoteca en unas condiciones favorables.

En caso de no convencernos ninguna de estas entidades tenemos otras opciones siempre que se cumplan ciertas condiciones.

Estas son las siguientes:

Solicitar un crédito personal y sumarlo a la hipoteca

Esta opción no siempre merece la pena. Primero hay que tener en cuenta los intereses pagados en cada caso. Además, no todos los bancos están dispuestos a conceder un préstamo personal y que paguemos dos cuotas mensuales.

Por otro lado, debemos tener en cuenta varias cosas: la primera el riesgo de morosidad es elevado en el caso de solicitar dos créditos.

Además, si queremos que el banco nos conceda un crédito personal que actúe como el 20 por ciento de la hipoteca debemos convencer al banco de que podemos pagar.

Para ello, es lógico que el banco necesite garantías consultando nuestro perfil bancario.

Tener un trabajo estable, ninguna deuda, no estar en ninguna lista de morosos y ser un cliente que no da problemas son algunas de las condiciones para presentar solvencia al banco.

Presentar un avalista de hipoteca

Un avalista es una persona que muchos bancos solicitan como garantía a la hora de dar una hipoteca. Lo normal es que se use otra vivienda para demostrar al banco que podemos pagar la hipoteca.

El problema es que muchos compradores no tienen una segunda vivienda, en cambio, sí tienen a alguien que puede actuar como un aval.

Esta figura o persona se llama avalista y tiene el mismo valor y garantía que una propiedad. Se trata de alguien que puede cubrir con los gastos del préstamo en caso de que nosotros no lo podamos pagar.

Lo lógico y recomendable es que un avalista sea alguien de confianza y solvente. Normalmente, suele ser alguien de la familia como los padres, los abuelos, etcétera.

Tener una vivienda como aval

Si antes hablábamos de la figura de un avalista ahora nos referimos a un aval en forma de otra propiedad.

Si tenemos la suerte de tener una segunda vivienda la podemos usar como aval para hipotecar y conseguir una financiación total para la nueva vivienda.

Comprar y esperar a reformar

Teniendo en cuenta que no siempre es fácil conseguir el total de una hipoteca y más si le tenemos que sumar más gastos como: notaría y papeleo que suelen suponer entre el 2 y 7 por ciento del valor de la hipoteca.

Otro gasto importante es la reforma y arreglos del piso. Siempre podemos renunciar a arreglar la casa o piso para hacerlo más tarde en caso de no conseguir el total de la hipoteca.

Otras opciones

En caso de que ninguna de las opciones anteriores nos convenza siempre tenemos la posibilidad de consultar otras entidades bancarias para ver si nos ofrecen alguna solución.

Tampoco está de más que consultemos a un experto inmobiliario especializado en préstamos. En otras palabras, un bróker ya que es un profesional que trata directamente con los bancos y que puede negociar en nuestro nombre y conseguir una financiación total de una hipoteca.

Eso sí, estos profesionales salen caros ya que su comisión ronda entre el 1 y el 5 o 6 por ciento del préstamo o valor de la hipoteca conseguida.

Finalmente, debemos tener en cuenta el valor de la tasación y el de compraventa de la propiedad.

Si la tasación del piso que queremos adquirir es superior al precio que nos solicita el vendedor tendremos más posibilidades de conseguir el resto de la hipoteca en el banco.

Como mínimo el valor de la hipoteca aumentaría y pasaría del 80 por ciento siendo más fácil conseguir el resto del dinero.

Ahora que ya sabéis como cómo recibir una financiación total de una hipoteca solo os queda hacer números y consultar a vuestro banco las condiciones para ver si os interesa.

En caso contrario, siempre podéis poner en práctica los consejos que os hemos dado antes.

Esperamos que te haya quedado claro cómo conseguir el dinero restante de una hipoteca. Además, os esperamos la siguiente semana con más noticias en nuestro blog inmobiliario.